Tequila Aguas Buenas

Nacido en la cuna del tequila, Aguas Buenas procede de Jalisco (México), donde surgió esta bebida. La leyenda cuenta que en una calurosa tarde de verano, cayó un potente rayo sobre una planta de Agave, y éste hizo que se cociera y fermentara, dando lugar a un aromático y poderoso néctar que los habitantes interpretaron como un milagro de los Dioses.

aguas buenas

En el pueblo de Aguas Buenas, donde las aguas con propiedades curativas manan a la superficie de manera natural, los expertos jimadores recolectan el Agave que será tostado y fermentado hasta alcanzar la conjunción perfecta y armoniosa de elementos.

Una tarea ardua, que exige el empleo de las fórmulas tradicionales de cultivo, selección y destilación para apreciar su característico sabor a Agave. Y es que el tequila Aguas Buenas contiene un 50% de Agave puro mexicano que sabrán valorar los amantes de este elixir de Dioses.

Hoy en día, el tequila Aguas Buenas sigue siendo una nostálgica reminiscencia a esa leyenda de divinidades. Un viaje que comenzará mirando su color con ribetes plateados y sintiendo su agradable sabor frutal. Será entonces cuando percibamos cómo su ligero final seco nos deja entrever la gran personalidad de Aguas Buenas.

La experiencia culminará cuando el luminoso color pajizo del tequila Gold, con sabores sedosos y persistentes, nos transporte a un lugar reservado a las deidades, en el que los vapores del Ágave se cuelan en nuestra boca de manera persistente e intensa.

Todo un aromático y poderoso néctar que convierte así lo divino en humano. Y es que la leyenda del Ágave se hace realidad en el tequila Aguas Buenas.

Nota de cata

Tequila Aguas Buenas
Tequila especial 100% natural blanco, elaborado de forma tradicional, de aspecto límpido y pulcro, transparente.

En nariz se muestra punzante e intenso, expresivo en aromas, componiendo una fase protagonizada por singulares notas de esparto mojado junto a apuntes cítricos y recuerdos de seta de bosque.

En boca es potente, muy voluminoso de entrada, seco pero equilibrado en un paso suave y con un alcohol integrado a la perfección, tanto que apenas se nota, sin aristas. Ideal para mezclar debido a su gran personalidad.

Tequila Aguas Buenas Gold
A la vista muestra su brillante y característica presencia en tonos dorados pálidos.
En nariz despliega un marco de expresión sutil y elegante, protagonizado por finos aromas entre los que destacan las notas de saco, arpillera y cereal.
En boca es glicérico, untuoso, potente desde la entrada, con un paso fino y elegante dominado por claras notas del ágave bien integradas con el alcohol y la acidez, lo que le aporta frescura y longevidad. Ideal para disfrutarlo solo, sin mezclar.

Descargar material de Tequila Aguas Buenas